DOWNHILL

El deporte es amor, pasión y esfuerzo, es entregar la vida a lo que amas enfocándote siempre en ser el mejor;  Julián Rocha,  a sus 22 años lleva practicando el DownHill desde hace siete años, y en cada una de las carreras este deportista ha puesto toda su pasión, esfuerzo, perseverancia, entrega y amor; pues esto requiere de un gran estado físico, una total concentración de mente y cuerpo para lograr ser uno con la bicicleta, perdiendo todos los miedos y enfocándose solo en la ruta, no existe nada más.
Hay que tener un gran domino de la mente, del cuerpo, de la adrenalina y de toda la fuerza interior y exterior para darlo todo y lograr así la victoria. Más que un deporte extremo es la vida misma para estos deportistas que están dándolo todo en fracciones de segundos, pues  cualquier cosa puede ocurrir en la montaña, una caída, una llanta pinchada o perderse en los caminos misteriosos de ella, me impresionó la gran habilidad de este deportista, su dominio y fortaleza para lanzarse al vacío sin miedo, el estar tan seguro de sí mismo a la hora de montar y lo más importante la pasión incondicional que èl deposita en su deporte, su vida.

© 2016 by valentina otazua. Proudly created with Wix.com